FobiaSocial.net  
     

Inicio Hilos de Hoy Registrarse Buscar
 
Retroceder   FobiaSocial.net > Foros sobre otros problemas relacionados > Foro Ansiedad
Respuesta
 
Antiguo 25-jun-2016  

¡Hola a [email protected]!

Hace mucho tiempo que no escribía aquí y le debía a un usuario información que he aprendido sobre la ansiedad.

¿Qué es la ansiedad?

Es una respuesta emocional atípica, relacionada con el miedo, la angustia y el estrés.

Desencadenantes

-Reacciones aprendidas y anticipadas de amenaza, no es un peligro real y presente.

-Expectativas de peligro, es decir, anticipar algo que aún no ha ocurrido.

-Percibir un estado de regulación fisiológica alterado.

Ardon y Cornet(1991): proponen cuatro bloques desencadenantes de la ansiedad:
-Temor a situaciones o acontecimientos interpersonales: crítica, interacción social...
-Temor relacionado con la muerte, las lesiones, la enfermedad, la sangre y los procedimientos quirúrgicos.
-Temor a los animales.
-Temores agorafóbicos (temor a los lugares públicos, masas de personas, viajar solo y espacios abiertos).

Características de la ansiedad

- Se produce en todas las personas.

- Dura más que el miedo, pero tiene mayor capacidad de hacer frente a la situación y de sobrellevar las consecuencias.

-La angustia es la experiencia subjetiva de la ansiedad, aunque nos podemos encontrar una extensa gama de efectos experienciales como: preocupación, inseguridad, aprensión, tensión, temor, nerviosismo, malestar, pensamientos negativos, anticipación de peligro, amenaza, dificultad de concentración, dificultad para la toma de decisiones, sensación general de desorganización, sensación de pérdida de control sobre el ambiente o pánico.

-Los cambios que se producen en la activación fisiológica son:
+Sistema cardiovascular: Palpitaciones, taquicardias, accesos de calor.
+Sistema gastrointestinal: Náuseas, vómitos, molestas digestivas.
+Sistema respiratorio: Ahogo, sofocos, opresión torácica.
+Sistema muscular somático:Tensión, temblores, hormigueo, fatiga excesiva.
+Sistema neurovegetativo: Sequedad de boca, transpiración excesiva, mareos.

-Comportamientos no verbales:
+Comportamientos que manifiestan malestar (desviar la mirada, el llanto, la expresión facial de miedo).
+Comportamientos que manifiestan inquietud motora (realización de movimientos repetitivos, manipulación de objetos o la
realización de actividades sin una finalidad concreta).
+Comportamientos que manifiestan un exceso de tensión muscular (movimientos estereotipados, rigidez postural o dificultades
generales para la realización de actividades que implican coordinaciones motoras).
+Comportamientos consumatorios (comer, beber o fumar de manera excesiva).

El manual es:

Enrique García Fernández-Abascal, Beatriz García Rodríguez, María Pilar Jiménez Sánchez, María Dolores Martín Díaz y Francisco Javier Domínguez Sánchez (2010): Psicología de la emoción. Ed. Ramón Areces.

Un saludo.

Pd: Es un resumen con algún trozo del igual que en el manual.

Última edición por wiholi; 25-jun-2016 a las 16:25.
 
Antiguo 15-ago-2016  

Hola, me parece interesante la iniciativa sobre intentar explicar qué es la ansiedad. Sin embargo los análisis psicológicos que se hacen de ella, pese a poder resultar indudablemente útiles, a menudo resultan tan áridos y desapasionados que resulta difícil que sirvan de algo a no ser que el que padezca este tipo de dolencias psicológicas recurra finalmente a ayuda profesional ( y aún así no hay garantías de superar la ansiedad).

Con tu permiso me gustaría insertar aquí un texto que escribí a propósito de la ansiedad, maldición que pese a que con los años ha ido remitiendo en cantidad, no así en intensidad cuando me sobreviene un ataque.

Esta descripción es puramente subjetiva; explico tal y como yo padezco los ataques de ansiedad; así que aunque es posible que no sea un análisis objetivo, al menos cuenta con ser el relato lo más honesto posible de alguien que padece esta "agradable" visita de los monstruos que puede generar la mente, monstruos que no son más que otro de los maravillosos dones con que se le ha dotado al ser humano por su supuesta superioridad respecto al resto de seres vivientes...

No doy explicaciones ni razonamientos. Tan solo intenté poner por escrito lo que realmente se siente. Si a alguien le sirve al menos para saber que no es el único que se siente como intento expresar en lo escrito más abajo, creo que puede resultar en cierto modo de ayuda.

Sin más ahí va lo que escribí:


24 de julio de 2014.


Hace unos días sufrí un ataque de pánico como no lo había sufrido en intensidad desde hacía años. No fueron los preliminares que uno siente a veces cómo se aproximan desde lejos, con su fragor cargado de promesas de horror y muerte, y tiembla uno entonces acurrucado en su rincón rogando para que el miedo no se fije en tí demasiado; que sólo te dedique una miradita de soslayo, casi como un saludo de cortesía, y ya está. Esta vez de bien cerca contemplé de nuevo el blanco rostro, eterno sonriente, de la muerte. No duró lo peor más allá de media hora, y menos mal. Desde el principio de esta condena que se me ha impuesto siempre he pensado que prefiero romperme una pierna a sufrir un ataque de ansiedad, aunque dure sólo cinco minutos, o siquiera sea un instante. Prefiero antes hasta lo indecible un cálculo renal que dure medio año, como ya lo padecí. A fin de cuentas el dolor es sólo dolor, y aunque desagradable, al menos sé que si es causado por una dolencia que hoy en día no supone casi riesgo alguno y que no va a dejar secuelas, acabará por desaparecer y el asunto no entrañará mayor trascendencia.

Pero bien distinta es la angustia. ¿Cómo puedo intentar describir un sufrimiento tal?; ese miedo desatado, un horror que a uno lo abruma, que se lo traga a uno, que lo aplasta, como si te estrujaran sin piedad y con una fuerza arrolladora para no solamente hacerte daño, sino para hacerte desaparecer por completo, para reducirte a la mismísima nada y mandarte al olvido eterno, a la ausencia de todo. Ese horror que siente uno es el horror de no estar definitivamente, de no poder evitar verse uno abocado a dejar de existir. Es un miedo atroz, implacable. ¿Acaso se le puede rogar al terror para que deje de torturarte? A veces pienso (cuando no me soy sincero, ya que realmente no puedo imaginarme odiando tanto a alguien como para desearle algo así) que a más de uno le vendría bien pasar por algo así para darse cuenta de lo horrible que es sentir que vas a dejar de vivir, de existir, de ser lo que eres, y que no hay nada en la vida, ni hombres ni dioses ni nada de nada, que pueda evitar tu muerte en ese preciso instante, ahora mismo, ya; que no hay tiempo, que no hay esperanza, que nada va a poder salvarte. Es un miedo tan intenso que no atiende a razones. Si te alcanza de pleno, no hay razonamiento que valga, no hay experiencia anterior en la conciencia que mitigue sus efectos. Sencillamente es imposible entonces sobreponerse al horror porque no hay nada de uno mismo en esos momentos. La conciencia se encuentra totalmente apabullada por el miedo, un pelele a manos de una tormenta gigantesca.

Las cosas que te dices, las palabras que te repites una y otra vez para intentar calmarte no son más que sonidos. Intentas recurrir a esos rituales que cada uno que padece esta mierda seguramente se ha creado, más o menos a la desesperada. Son palabras, salmodias, gestos: intentas examinar los síntomas y te repites maquinalmente que son exactamente tal y como han sido en crisis anteriores. Enmedio de la desesperación recuerdas todo lo que has leído sobre expertos que hablan de ello, y cómo describen maravillosamente bien, con una precisión fascinante, todo lo que uno siente y cómo incluso han descrito las fases por las que uno transcurre en su horror y hasta lo que se piensa desesperadamente. Pero si el horror te engancha bien enganchado, es completamente inútil, ya estás perdido. Si no logras retenerlo a cierta distancia y te cae de lleno, estás perdido.

Todo lo que he dicho antes sobre los rituales para apaciguar el miedo son factibles cuando se aproxima, o cuando entre oleada y oleada de pánico la mente vuelve de nuevo a ser mente y puedes ser un poquito persona. Pero si te cae de lleno, si estás en la cúspide del sentimiento de terror, no hay nada salvo este terror.

Entonces no hace más que crecer y crecer y crecer, y es horrible, porque parece que no vas a dejar de sentir más y más miedo, parece que no haya un límite para el terror que uno siente, que esto no va a dejar de ir a más, que no se detendrá. Y ya es entonces sentir miedo por el miedo. La sensación de muerte inminente es una excusa para que ese miedo tome forma en nuestra conciencia, para que podamos presenciarlo bien definido. Necesitamos algo concreto a lo que sentir miedo, algo digamos “palpable”. Es mucho más cercano, más físico, si el miedo que por norma general ronda invisible e insinuado en mil amenazas distintas pero vagas se pone un vestido bien claro y llamativo para que lo podamos distinguir perfectamente esta vez.

El horror difuso es desde luego algo que también uno experimenta, pero es más o menos permanente y mucho más ténue...

Dejo de escribir por el momento, me estoy alterando. Si pudiera hacer comprender a otros lo que sentimos los que realmente padecemos ataques de pánico seguramente muchos se avergonzarían de decir que ellos también han pasado por cosas similares, pero que te salmodian con cosas como que hay que ser valiente, que hay que superar los propios miedos, echarle un par de cojones, estar tranquilo o tranquilizarse porque uno ya sabe en realidad que es un ataque de pánico lo que está sufriendo y de eso no se muere nadie... y miles y miles de estupideces como estas. “de eso no se muere nadie...” ¡A la mierda, digo yo! Si precisamente se trata de eso, pedazo de cretinos. Yo también puedo proporcionar mil excusas, mil razones, mil estudios médicos, mil palabras tranquilizadoras cuando no estoy padeciendo un ataque de pánico. Pero de lo que se trata en todo este asunto es que cuando el miedo llega, la mente se va, y con ella se van a la porra todos los remedios de andar por casa que dan los estúpidos que no tienen ni idea de lo que es un ataque de pánico y tienen la desfachatez y la ignorancia supina de creer que esto es lo que a saber cómo creen a ciencia cierta comprender lo que es.

Como tantas otras cosas en la vida, maldita sea, uno no se puede hacer a la idea ni comprender aquello que no ha experimentado de primera mano, y nadie que no padezca realmente esta maldición ( entre tantas otras que tan generosamente nos brinda la existencia) se puede hacer una idea de lo limitante que es, de lo que te condiciona y te absorbe, y de lo inenarrablemente atroz que es el sufrimiento que uno padece cuando te cae encima un ataque de horror de los buenos. )

Corolario añadido el 18 de mayo de 2015:
Amén.
 
Respuesta
Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada


Temas Similares to ¿Qué es ansiedad?...Parte 1.
Tema Foro Respuestas Último mensaje
Parte realidad parte pesadilla Fobia Social General 2 17-dic-2012 07:11
Insomnio, parte 2 Fobia Social General 1 05-dic-2009 08:44
TRASTORNOS NEUROQUIMICOS: ANSIEDAD (primera parte) Foro Ansiedad 1 16-nov-2009 15:55
Embolao 2ª parte Foro Ansiedad 0 02-may-2009 16:15
Una parte de mi. Archivo Presentaciones 1 24-abr-2007 11:19



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 23:56.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.
Powered by vBadvanced CMPS v3.1.0