FobiaSocial.net  
     

Inicio Hilos de Hoy Registrarse Buscar
 
Retroceder   FobiaSocial.net > Foros sobre Ansiedad Social > Fobia Social General
Respuesta
 
Antiguo 25-oct-2009  

Un día, el burro de una campesina se cayó en un pozo. El animal lloró durante horas, mientras la campesina trataba de averiguar qué hacer.

Finalmente la campesina decidió que el animal ya estaba viejo, el pozo estaba seco, y necesitaba ser tapado de todas formas y que realmente no valía la pena sacar al burro.
Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarla. Todos cogieron una pala y empezaron a tirar tierra al pozo. El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente.

Después, para sorpresa de todos, se tranquilizó... Después de unas cuantas paladas de tierra, la campesina miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio... con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble... Se sacudía la tierra y daba un paso hacia arriba.
Mientras los vecinos seguían echando tierra encima del animal, él se sacudía y daba un paso hacia arriba. Pronto todos vieron sorprendidos cómo el burro llegaba hasta la boca del pozo, pasaba por encima del borde y salía trotando.
 
Antiguo 25-oct-2009  

Moraleja: ni todo el que te entierra es tu enemigo ni todo el que te ayuda a salir es tu amigo
 
Antiguo 25-oct-2009  

Cita:
Iniciado por Danimotero Ver Mensaje
Moraleja: ni todo el que te entierra es tu enemigo ni todo el que te ayuda a salir es tu amigo
Mejor no lo hubiera dicho.
 
Antiguo 25-oct-2009  

Es un buen cuento, es la parábola del burro:
Moraleja: cuando estes abajo en el pozo, y los demás tiren tierra sobre ti, y te sientas poco valorado y sin apoyos; NO ACEPTES LA TIERRA QUE TIRAN SOBRE TI, SACUDETELA Y ASCIENDE SOBRE ELLA hasta salir del pozo, como hizo el burro de esta historia. Nunca te rindas.
Habia un video de este cuento en youtube, si lo encuentro pongo el link.
 
Antiguo 25-oct-2009  

Cita:
Iniciado por coqueluche Ver Mensaje
Un día, el burro de una campesina se cayó en un pozo. El animal lloró durante horas, mientras la campesina trataba de averiguar qué hacer.

Finalmente la campesina decidió que el animal ya estaba viejo, el pozo estaba seco, y necesitaba ser tapado de todas formas y que realmente no valía la pena sacar al burro.
Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarla. Todos cogieron una pala y empezaron a tirar tierra al pozo. El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente.

Después, para sorpresa de todos, se tranquilizó... Después de unas cuantas paladas de tierra, la campesina miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio... con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble... Se sacudía la tierra y daba un paso hacia arriba.
Mientras los vecinos seguían echando tierra encima del animal, él se sacudía y daba un paso hacia arriba. Pronto todos vieron sorprendidos cómo el burro llegaba hasta la boca del pozo, pasaba por encima del borde y salía trotando.
mmmm Lo has cogido de Cuenta conmigo de Jorge Bucay verdad? XDD
 
Antiguo 27-oct-2009  

Cita:
Iniciado por coqueluche Ver Mensaje
Un día, el burro de una campesina se cayó en un pozo. El animal lloró durante horas, mientras la campesina trataba de averiguar qué hacer.

Finalmente la campesina decidió que el animal ya estaba viejo, el pozo estaba seco, y necesitaba ser tapado de todas formas y que realmente no valía la pena sacar al burro.
Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarla. Todos cogieron una pala y empezaron a tirar tierra al pozo. El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente.

Después, para sorpresa de todos, se tranquilizó... Después de unas cuantas paladas de tierra, la campesina miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio... con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble... Se sacudía la tierra y daba un paso hacia arriba.
Mientras los vecinos seguían echando tierra encima del animal, él se sacudía y daba un paso hacia arriba. Pronto todos vieron sorprendidos cómo el burro llegaba hasta la boca del pozo, pasaba por encima del borde y salía trotando.
….Al salir del pozo, el burro trotaba con profunda expresión de felicidad, ante la estupefacción de los vecinos del pueblo. Nadie alcanzaba a entender cómo lo había hecho y, como buenos ignaros, no iban a aceptar lo que no comprendían. La campesina hizo un gesto y uno de los hombres lanzó una cuerda al cuello del animal. La ingrata sorpresa cambiaba de bando. Acto seguido el resto de vecinos se abalanzaron sobre él hasta lograr reducirle. Le ataron las patas y sujetaron el otro lado de las cuerdas a un tractor. De allí partieron rumbo al pueblo, con el burro arrastrado por las yermas tierras de la campiña.

En la plaza mayor del pueblo donde se erguía un mástil, que se engalanaba con la izada de las banderas durante las fiestas patronales, fue a parar el asno. Lo ataron allí para que todo el pueblo se refocilara y burlara de su destino. Hasta unos mozalbetes, que se habían subido muchas veces a lomos del borrico durante su infancia y que él siempre los condujo con delicadeza, le colgaron un ignominioso cartel que rezaba “el burro que salió de un pozo y se metió en otro”. Gritos, insultos y, en el peor momento, una pedrada que desprendió del animal un fuerte rozno de queja.

Reunidos en la casa de la campesina, los vecinos pensaban que hacer con el pollino. Era época de escasez por una mala cosecha, así que la campesina propuso que comérselo y así celebrar el domingo de Pascua. Se le objetó que estaba muy débil y enclenque como para servir de alimento para todo el pueblo, a lo que la señorona respondió que se le podía cebar para que estuviera más rollizo.

Así durante unas semanas hasta que llegó el domingo de gala, se le dio abundante alfalfa para que engordara. El burro, que era ingenuo pero no imbécil, intentaba rechazar la comida llegando incluso a tener que abrirle la boca con una llave inglesa. Cuando escupía era quemado con una herradura en caliente salida de la fragua.

El dolor era tan grande y el destino tan detestable que el animal maldecía mil veces a ver salido de aquel pozo donde por lo menos estaba protegido y seguro. Porque, ¿quién le podía hacer daño allí? Apenas si había unos pocos insectos que a él le gustaba catar como esas hormigas y moscas que ahora estaban deambulando por todo su decrépito cuerpo. Un momento, se paró a pensar. Y acto seguido alcanzó con la lengua a varias hormigas. Con un poco de destreza llegó a zamparse unas cuantas moscas y mosquitos. Hasta un escarabajo pelotero entró en su estómago cada día más abultado.

El domingo de Pascua llegó. Todo el pueblo se había preparado para el gran banquete. En la plaza se colocaron las mesas donde cada vecino depositaba un manjar que hubiese preparado. La orquesta tocaba para el deleite de jóvenes y mayores. El alcalde se había asegurado de que hubiera sitio para todos y que nadie se quedara sin probar un trozo de carne del pollino del pozo.

Precisamente, cerca de allí, en el granero se prestaban a sacrificar al burro. Andaba escamada la campesina porque no había oído quejarse al animal en toda la noche como era habitual en él. Ni siquiera intentaba zafarse de las cuerdas que lo ataban, parecía resignado a su destino. Mejor para él, pensó la señora, ha aprendido que los animales están para servirnos a las personas, así lo quiere Dios. Tras matarlo, se prestaron a llevar su cuerpo a la casa del cocinero.

La gente estaba impaciente por devorar la carne después de tanto tiempo. Había gritos pidiendo que les dieran de comer de una vez por todas, la impaciencia reinaba en el ambiente. Hasta que, por fin, el cocinero salió junto con sus camareros portando la bandeja con el cadáver del animal envuelto en perejil y con una manzana en su boca. Los vecinos se hacían la boca agua. Todos comieron de la carne del burro con gozo y satisfacción, brindando por la fiesta. La campesina estaba eufórica, los mozalbetes ya estaban algo beodos, el cocinero se veía como un gran maestre y el alcalde pensaba ya en las próximas elecciones…

Unas semanas más tarde saltó a la prensa nacional una estremecedora noticia. En un remoto pueblo del interior, todos sus vecinos estaban enfermos de gravedad a causa de una intoxicación. Ni siquiera el médico del pueblo se había librado. Cuando los equipos de emergencia de los pueblos limítrofes llegaron apenas si una decena de vecinos vivía. Ni por esas, en el hospital no se pudo hacer nada por ellos. Al parecer habían comido una carne en muy mal estado que contenía gérmenes procedentes de insectos. Las cámaras de televisión, los reporteros de radio y prensa, se agolparon a las puertas del hospital cuando iba a salir el doctor. Todos preguntaban qué es lo que había ocurrido, cómo pudo pasar. El médico miró a una cámara con cara de cierto hartazgo y exclamó “¡serán **********!, ¿No sabían que burro no come carne de burro?”.

Moralejas (en serio): Quien te tira tierra una vez lo hará el resto de su vida. Y a los que pretenden enterrarte, recuerda sus caras porque la venganza es un plato que se sirve frío aunque sea carne roja . Lo demás es una burrada .
 
Antiguo 27-oct-2009  

Moraleja: alguien debería haber metido a Nihilista de nuevo en el pozo, allí estaría bien solito y agustito
Venga va, no me enviéis otra advertencia, ni me baneéis. Es ésta coña y ya no más
 
Antiguo 27-oct-2009  

Nihilista se está volviendo algo histriónico.
 
Antiguo 27-oct-2009  

Cita:
Iniciado por Pedófilo Nuclear Ver Mensaje
Venga va, no me enviéis otra advertencia, ni me baneéis. Es ésta coña y ya no más
No, no lo baneen que se nos pone a llorar....Pobrecito invertido, ¿tienes miedo de que te dejen sin escribir tus gilipolleces? Tranquilo, nadie las lee. .



Pedófilo Nuclear, llorando ante la posibilidad de que lo echen del foro .
 
Antiguo 27-oct-2009  

Cita:
Iniciado por Res_funciona Ver Mensaje
Nihilista se está volviendo algo histriónico.
Histriónico: propiedad del histrión.

Histrión: 1. m. Actor teatral.

2. m. Persona que se expresa con afectación o exageración propia de un actor teatral.

3. m. Hombre que representaba disfrazado en la comedia o tragedia antigua.

4. m. Prestidigitador, acróbata o cualquier otra persona que divertía al público con disfraces.

Elige la definición adecuada, según tú.

Bien, tenemos al histrión, ahora buscamos al bufón. No sé, ¿quién podría ser???.... No me refiero a ti, tú eres demasiado aburrido...
 
Respuesta
Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada


Temas Similares to Un cuento para reflexionar :)
Tema Foro Respuestas Último mensaje
Una pregunta para reflexionar un poco.. Off Topic General 12 26-may-2008 23:09
Tontería para reflexionar Fobia Social General 8 05-jul-2006 23:08
os cuento mi experiencia para daros animos Agorafobia 9 23-ene-2006 11:06
os cuento mi experiencia para daros animos Agorafobia 0 17-ene-2006 03:35
Una situación sobre la que reflexionar Fobia Social General 14 14-may-2005 21:55



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 14:14.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2020, Jelsoft Enterprises Ltd.
Powered by vBadvanced CMPS v3.1.0