FobiaSocial.net  
     

Inicio Hilos de Hoy Registrarse Buscar
 
Retroceder   FobiaSocial.net > Foros sobre Ansiedad Social > Fobia Social General
Respuesta
 
Antiguo 15-jul-2006  

a ver, qué más pediría, mmm.... Pediría respetar mis decisiones, no engañarme contíiiiiiiinuamente haciéndome promesas que no cumplo y que además, desde el momento que las hago, sé perfectamente que no voy a cumplir.
Aceptar que la gente también me dé regalos, de vez en cuando, porque me ocurre mucho que regalo a los demás, hago favores, ayudo, etc, y eso está muy bien y me hace sentir muy útil, pero cuando me toca a mi pedir o alguien me da un regalo o quiere premiarme por algo, yo mismo me lo niego, es como si yo tuviese mi propia "censura", que no me permitiese disfrutar de las buenas acciones hacia mí, no sé, eso me frustra mucho.
Hola, Aqua, Hola, Trewill!!!, hola también a todos los demás!!!!!
 
Antiguo 22-jul-2006  

Hola a todos.

Hola, Xoshuega... más vale tarde que nunca. :P

Aquí va un ensayo de respuesta a este tema... espero que no me pongan esas caritas ...
Toy un poquito loco pero no tanto.

Yo no pido nada. Porque no sé a quien pedirle. Porque muchas veces pedí a Dios o al Destino tantas cosas…
Y es mejor no esperar…
En todo caso me pido cosas a mí mismo. Aquellas cosas que sé me puedo dar a mí mismo.

Me pido amor y me pido poder entender…
Porque conocer es para mí una de las formas que tengo de amar la vida y la existencia.

Sentirme solo estando rodeado por la multitud… sí, es algo que he sentido muchas veces. ¿Pero porqué he sentido algo así? ¿De dónde proviene ese sentimiento?
Y por el contrario, muchas veces, estando solo, me he sentido acompañado por el Universo.
¡Qué sentimientos tan contradictorios!
Se puede estar solo y sentirse muy acompañado y se puede estar acompañado y sentirse muy solo…
¿De dónde provienen estos sentimientos? ¿Cuál es el origen de ellos?
Estas preguntas me las hice en muchas oportunidades (bueno, preguntas de este tipo me las he planteado millones de veces).

Y he indagado en mí mismo en busca de respuestas… he indagado en los otros y en lo que los otros pensaban y me decían… he preguntado a los sabios y a los escritores a través de sus libros… le he preguntado a casi todos los dioses y a casi todas las religiones… y he obtenido un montón de respuestas, tal vez sean demasiadas respuestas y por eso me haya olvidado de la mayoría. :P

Pero no puedo detener esta ansia por saber más acerca de lo que es la vida, de lo que soy yo y de lo que son los otros. Y no puedo parar de crearme yo mis propias respuestas (la creatividad humana es una de las cosas más hermosas que existen).

Lo que se me ocurre decir ahora es sólo un instante de mí mismo. Lo que pueda escribir ahora no puede abarcar la totalidad de mi ser, de la misma manera que no puedo abarcar la totalidad de los otros en las palabras que pueda leer de ellos.

Creo que la respuesta está por el lado de sentirse diferente de los otros. Y de sentirse separado de ellos…
Es como contemplarlos desde la lejanía… a través de una distancia que parece insalvable.

Recuerdo hace poco haber leído en este Foro lo que alguien escribió: que los seres humanos no nos parecemos en nada, que lo único que tenemos en común no son más que los brazos y piernas (o algo así).

Yo he comprobado en mí mismo que eso está muy lejos de ser verdad (tranquilos, no voy a entrar a detallar todos los procesos que me llevan a afirmar esto). :P

Lo que sí puedo decir es que los seres humanos, todos sin excepción, en el fondo somos la misma cosa.

En esencia somos iguales.

Lo que nos diferencia es apenas la cáscara de nuestro ser.

El problema es que ahí es dónde vivimos la mayor parte de nuestro tiempo. Y como vivimos en esta parte de la realidad las diferencias entre nosotros nos parecen demasiado evidentes. Nos parece que esa es toda la verdad, que somos fundamentalmente diferentes cuando es todo lo contrario. Nuestras diferencias son minúsculas si las comparamos con nuestras igualdades.

Es cierto, lo que nos hace diferentes le da color a la vida. Si nos ponemos a detallar nuestras diferencias nos encontramos con millones...
¡Pero ocurre que las cosas que nos igualan son mucho mayores!
Y nuestro problemas es que nos fijamos demasiado en las diferencias y no nos hemos puesto a explorar las cosas que nos igualan… eso que podemos llamar esencia humana… eso que es la esencia de cada uno de nosotros.

Me siento solo en la multitud porque no tengo presente todas estas cosas. Y porque me cuesta compartir la felicidad de los otros…

Pero si yo sé que en el fondo somos la misma cosa, entonces la felicidad del otro es también mi felicidad. Y las cosas que yo amo seguirán viviendo y manifestándose más allá de los límites de mi propia individualidad.

Aún después de muerto mi cuerpo (en el futuro)…

Aún más allá de los límites de mi cuerpo (en este presente)… en los cuerpos de los otros y en las vidas de los otros…

Y me siento vivo…
Y no me siento solo…
Porque las cosas que yo amo son más fuertes que mis limitaciones personales…
Han estado aquí desde tiempo inmemoriales y seguirán estando después de que yo me vaya…

Y esas son las cosas que yo amo: el mismo Amor. La Amistad. La Inteligencia y la Creatividad. La capacidad de Superar el dolor y el sufrimiento. La capacidad de Crecer y Reproducirse. La Alegría. Los Sentimientos… y tantas cosas…

Esas son las cosas que amo. Y me siento feliz de que existan y sigan tan vivas… aún cuando no puedan abundar en mi cuerpo sé que van a brillar en los cuerpos de los otros…

Y entonces no le tengo miedo a la multitud ni me siento solo estando en ella…

Por que la multitud… soy yo.

 
Antiguo 22-jul-2006  

Psiconauta: Me parece muy interesante lo que expones. Es una forma original de ver las cosas. Quizás resultado de mucha reflexión y análisis, rayando lo metafísico: ser en los otros seres. Encontrar un sentido existencial en la existencia de los otros y estar en la Tierra desde tiempos inmemoriales. Y seguir estando a pesar de haberte muerto.

Coincido plenamente en el tema de las semejanzas y diferentes entre los seres humanos. Y en ese alegrarse por las alegrías ajenas. En mi caso, mi forma de ser sólo me permite alegrarme de mis propias alegrías y de la de mis seres más queridos.

Donde si creo tu postura ante la vida, sumamente respetable, se vuelve algo idealista es en el tema que tiene que ver más con lo metafísico. Ese ser o esencia compartida que está presente en todos los seres y que existe desde tiempo inmemoriales me parece un poco la búsqueda de Dios o algo trascendental, que le de sentido a nuestras vidas.

En cierta forma encuentro, cierta coincidencia con la teoría de las ideas de Platón. Las Ideas, el mundo de lo inteligible, representaban las esencias de las cosas. Estas ideas, inmutables, eternas y únicas, tenían un carácter trascendente a la cosas, al mundo sensible. Estas Ideas eran independientes a la realidad mutable e imperfecta. Creo que ahí está la semejanza.

Creo que tu análisis parte de una realidad verificable y verificada por vos mismo: las semejanzas y las diferencias entre los seres humanos. Incluso su profundización permitiría, a mi modo de ver, hacer que muchas personas entiendan porque nos debemos respeto entre todos y porque las diferencias son accesorias y no determinantes o contundentes. Básicamente, creo que problemas como la discriminación o la violencia tienen que ver con el miedo a lo desconocido, el rechazo a lo diferente, a los otros. Si pensáramos que somos más iguales que distintos, podríamos lograr una ciencia y un estilo de vida más humanista.

Pero tu análisis pega el salto hacia el idealismo cuando dota a esas esencias en común de un valor trascendental. Quizás eso responda a buscarle un sentido a la existencia, a una búsqueda de creer en algo, casi como una necesidad religiosa. No sé se si entiende lo que quiero decir. Yo creo que a determina edad todas las personas tenemos la necesidad de creer en algo: Dios, Ala, Mahoma, el universo, la reencarnación, el horóscopo o lo que sea.

Creo que nuestra limitada y finita existencia nos lleva a la necesidad de creer en algo duradero, en algo que nos sobrevive y supera. Como si nuestra mente en determinado momento necesitara apoyarse en algo superior. Los seres humanos necesitamos un sentido para vivir, una razón que sea más grande y fuerte que nosotros.

Actualmente, las personas hemos perdido la creencia en valores, principios o seres superiores, inmutables y universales. Todo es fungible y desechable. No existe nada que nos trascienda o que sea más importante que nosotros.

Entonces a las personas no nos queda más remedio que hallar la felicidad o el sentido de nuestra vida en el mundo sensible, material, compuesto de cosas banales. Y cada quien buscara su felicidad en donde mejor le parezca: el placer, el dinero, la diversión, las drogas. Es decir muchos reducen su felicidad o su vida ha sentir ciertas sensaciones. Y justamente cuando se cae en eso nuestra vida se vuelve otra sensación más, pura cáscara, sin sentido. La vida se reduce a lo material, a lo físico.

Y de ese sin sentido, surge la angustia existencial que tan bien fue tratada por los filósofos existencialistas. Según ellos, sólo somos “un ser para la nada”. Yo creo que justamente esa falta de creencia en valores o principios universales hace que seamos tan vulnerables y tan frágiles. Y que muchos anden perdidos por la vida, totalmente desconcertados, sin saber quiénes son o hacia dónde van.

Saludos.

PD: Perdón por la extensión.



Saludos.
 
Antiguo 22-jul-2006  

Muchas gracias por responderme, Psiconauta. Si, he leído tu genial mensaje y sé que es así lo que debo de pensar. No pongo esa carita= , porque me parece totalmente sensato y objetivo lo que dices....es cierto que nosotros mismos damos mucha importancia a las diferencias con los demás, con lo que estamos creando o contribuyendo a crear una barrera entre los demás y nosotros, con lo cual es normal que nos sintamos solos, incomprendidos, etc. Es verdad que tenemos muchas mas cosas en comun con los demás que diferencias, pero no sé, la verdad es que no es nada fácil hacerse a la idea.
También creo que las personas (algunas, por supuesto), no soportan o les molesta aquella persona que tiene dificultades de relacionarse o que "destaca" por algo, exceso de sensibilidad, etc, etc, y tambien contribuye a ese aislamiento...
De cualquier forma, la verdad es que tu razonamiento es de una persona con una mente muy abierta, una persona que ha comprendido el mensaje, yo , quizá por mi propio miedo, no sé, no lo veo claro, es como si llevase demasiados años asi y no sé, en este momento de mi vida, me siento totalmente diferente a los dema´s, siento que donde quiera que voy, lo que quiera que haga, me incomoda e incomoda a los demás.
No me integro en ningun lugar, con ningún tipo de gente, quizá mi problema sea haber pensado demasiado en mis diferencias con los demás, como dices tu.
Cuidate mucho, Tu también, Luia, y gracias también a ti por responder.
 
Antiguo 23-jul-2006  

pediria actuar sin tener que pensar en las situaciones que me crean ansiedad. tambien pediria tener amigos con quien poder salir estas tristes y aburridas noches de verano. pediria una novia que me quiera tal como soy y por supuesto pediria ser feliz algun dia
 
Antiguo 23-jul-2006  

yo, con una decima parte de lo que poneis ya me conformaria.

Creo que esto es un buen tema para sacarle una canción, si me sale ya os lo dire.
(Debe ser porque lo siento en el alma)
 
Antiguo 23-jul-2006  

Es amor a la vida…

¿Pero qué es el amor a la vida?
¿A qué le llamo Vida?
¿A qué le llamo Amor?

Son palabras que abarcan cosas muy grandes como para ser comprendidas en unas simples definiciones.
Cuando digo que amo la vida no estoy sólo diciendo que amo mi vida y nada más. Estoy diciendo que en mí mismo amo a toda la vida. Amo la existencia de todos los seres vivos. Amo ese milagro biológico, químico y físico que llamamos vida.

Ese milagro ha existido mucho antes de que yo estuviera aquí y seguirá después que haya muerto. Lo que yo amo seguirá presente aunque yo no esté más para maravillarme por ello.


Cita:
Iniciado por luia
Psiconauta:
Ese ser o esencia compartida que está presente en todos los seres y que existe desde tiempo inmemoriales me parece un poco la búsqueda de Dios o algo trascendental, que le de sentido a nuestras vidas.
Me voy a explicar mejor. Yo le llamo esencia compartida a cosas como que todos los seres humanos compartimos un 99,99 % de código genético. Y de ese código genético en común se derivan todas nuestras igualdades:

Todos somos compuestos orgánicos.
Todos estamos conformados por células.
Todos compartimos el mismo aire, necesitamos del oxigeno para vivir, necesitamos de la existencia de las plantas, de los ecosistemas, de los equilibrios ecológicos, de los campos magnéticos que rodean a la Tierra, necesitamos del sol… nos alimentamos de las mismas cosas… etc, etc, etc… (un larguísimo etc)…
Nuestros cuerpos están formados por proteínas y lípidos. Queman azúcares, etc y más etcs…

Todos tenemos un corazón que bombea sangre hacia todas las células del cuerpo…

Todos tenemos un cerebro. Un sistema nervioso. Tenemos neuronas y sinapsis que son atravesadas por el mismo tipo de sustancias químicas e impulsos eléctricos… y siguen los etcs…

Todo nuestro pensamiento es el producto milagroso de procesos de este tipo…
Y se dice que el cerebro humano es la “máquina” más compleja del Universo, capaz de almacenar una información del orden de 10 elevado a la 700... un número escalofriante… (y algunos científicos hasta afirman que esas cifras se quedan cortas).

Y la lista podría seguir por millones de páginas de más datos…

Y en esos números alucinantes, en esas cifras y datos encuentro yo (y es sólo una parte) eso que llamamos esencia humana, eso que tenemos en común…

¡Son cifras astronómicas!
¡Son datos demoledores!
¡Son datos de la realidad!
¡De aquello que en realidad somos…!

¿Cómo es que no nos damos cuenta de estas cosas?
¿Cómo es que no podemos verlas como son en realidad?

Y yo amo esas cosas que soy yo.
Yo soy un cuerpo pensante…
Yo soy un animal simbólico…
Yo soy todas esas cosas y muchas más…
Y esas son las cosas que amo en mí…

Y así como yo soy todas esas cosas… todos los demás también lo son…

¿Cómo puedo decir que amo algo que existe en mí y al mismo tiempo decirme que lo odio si se manifiesta en otra persona?

¡El otro es como yo en todos estos sentidos y en muchos más!
¡Somos la misma cosa!
¡Tenemos las mismas necesidades!

Y la consecuencia lógica de descubrir esto es que lo que amo en mí también lo tengo que amar en el otro…

Y yo solo estoy aquí, en un instante de la existencia, para maravillarme por todo lo que la existencia es…

Y vivir es maravillarme de mí mismo y maravillarme por la luz que brilla en los otros…

Y disfrutar de mí…
Y disfrutar de la alegría sana de los otros…

Y esto, para mí, es aproximarme un poco más a saber que quiere decir eso de: el amor hacia uno mismo está irremediablemente ligado al amor hacia los otros…


PD:
Gracias LUIA.
Gracias XOSHUEGA.
Por todas las cosas que escriben.
 
Antiguo 24-jul-2006  

Evidentemente volver diez años atrás en el tiempo sería lo ideal pero al menos pediría dejar de atormentarme por el tiempo pasado y no vivido y poder centrarme en al menos afrontar con la mayor ilusión posible la siguiente década, que será aquella en la que podré arreglar mi vida o por lo contrario tirarla por el retrete.

Pediría poder sumirme permanentemente en un estatus de meditación al estilo budista para lograr controlar mis deseos hacia las mujeres, ya que no las puedo alcanzar. No obstante, haría bien en tener esperanzas de poder alcanzarlas todavía, ya que tengo totalmente comprobado que cuanto más me convenzo de que jamás estaré con alguna se me empieza a pasar la ansiedad, pero también a la larga una peligrosa desmotivación y quietud inundan mi vida. Por desgracia estamos aquí para lo que estamos y aunque pueda resultar un engaño de la naturaleza no podemos sublimar ciertos deseos (y yo bien que padezco esto), pero lo cierto es que a mí estos deseos me resultan terriblemente angustiosos y no me dejan concentrarme en otras tareas. Esta sensación no se la deseo ni a mi peor enemigo.

Pediría despedirme de esta vida habiendo conocido el amor, habiendo progresado en mi carrera profesional (necesita un buen empujón) y estando en paz conmigo mismo y con los demás.

Saludos de este hombre atormentado y ojalá vuestros deseos se vean realizados.
 
Antiguo 04-sep-2020  

Poder hacer esto:

 
Antiguo 04-sep-2020  

- Estabilidad monetaria y emocional para mi y mi familia.
- Al morir, renacer con lo aprendido sin olvidar nada. Volver a vivir la misma vida con las enseñanzas que esa vida me dío.
- Un talento excepcional tipo Mozart o Muhammad Ali. Alguien que realmente deja huella en la humanidad.
- Poner materializar los sueños e ideales.
 
Respuesta
Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada


Temas Similares to Qué pedirías???
Tema Foro Respuestas Último mensaje
le pedirias ayuda a una persona religiosa?? Fobia Social General 6 10-nov-2006 17:25



La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 18:33.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2023, Jelsoft Enterprises Ltd.
Powered by vBadvanced CMPS v3.1.0