FobiaSocial.net  
     

Inicio Hilos de Hoy Registrarse Buscar
 
Retroceder   FobiaSocial.net > Foros sobre Ansiedad Social > Fobia Social General > Superaciones
Respuesta
 
Antiguo 30-may-2006  

El perfeccionismo

Algunos no pueden admitir que algo esté fuera de lugar, que no se haga a tiempo, que no se finalicen las tareas, que se salten pasos, que falten piezas, que no se obtengan los resultados previstos, independientemente de las circunstancias. No lo admiten ni en otros ni en sí mismos.

Al perfeccionista sólo le importa el resultado y pierde la oportunidad de aprender el camino. Pero la perfección es siempre una ilusión, porque somos imperfectos. Gracias a esto, podemos arrepentirnos, perdonar, crear y progresar. El desorden facilita las condiciones para las búsquedas, la experimentación o la creatividad.

Pero en el perfeccionista, hayamos a veces inseguridad, miedo y escasa autovaloración, cree que hará que le quieran y vive con miedo hacia todo aquello que podría salirse del rígido guión de la perfección. Vive angustiado, en tensión, temeroso a equivocarse. Esto consume una enorme energía psíquica y emocional, que podría dedicar a las experiencias amorosas, de amistad, de crecimiento espiritual…

Rita Levi-Montalacini, neuróloga italiana, premio Nobel de Medicina, dijo: “somos seres imperfectos y, al serlo, hemos recurrido a la razón, a los valores éticos.”. Así pues, nuestras imperfecciones son parte de nuestra identidad y al aceptarlas, nos aceptamos.

Cómo ser más flexible

1. baraja diversas opciones, no sólo una; si ves sólo una sufres cuando ésta no funciona
2. aprende de los errores, no te castigues por el desacierto
3. sé más espontáneo (deja a parte horarios…etc)
4. reflexiona sobre tus actos, y pregúntate para qué lo haces: ¿porqué te has comprometido?¿para que te aprecien?¿porque hay que hacerlo?...etc
5. cambia de perspectiva: otro modo de encarar, o postergar lo que sea
6. proponte nuevos objetivos: lista de cosas que nunca harías por temor a no saber cómo hacerlas, y no juzgues el resultado
7. cuestiona tu perfección: pregúntate qué pasaría si no lo hicieras perfecto
8. juega a equivocarte: juega a hacerlo mal
9. cambia de estilo: vestido diferente, despéinate, suéltate y fotografíate así, y mira la fotografía varias veces para que puedas ver que no pasa nada, ríete de ello…



(resumen de un artículo de Sergio Sinay, periodista y terapeuta)
 
Antiguo 01-jun-2006  

Lindo tema, Nicole... Y me recuerda que hace unos días yo me había dado el permiso de fallar, de hacer las cosa mal, de "comportarme mal", etc. Gracias por recordármelo.
 
Antiguo 01-jun-2006  

Yo lo que he estado aprendiendo, y eso va un poco en la línea de este post, es que me he dado cuenta de lo destructivo que ha sido buscar cumplir con unos estándares por encima de la media para que las personas me acepten y me quieran. Es como dicho en un lenguaje simplón "si el niño no me trae un sobresaliente del colegio, pues no te voy a querer". Pues ese ha sido uno de los esquemas más alienantes y dolorosos con los que he tenido que cargar.

Nos podemos autoexigir lo que queramos, y cambiar las reglas del juego también, pero actuar cómo que son los demás los que imponen esas reglas y éstas son muy exigentes, como que hay que ser perfecto para los demás para sentirse valioso es lo que hay que dejar de lado. Es asumir nuestra propia humanidad y dentro de nuestras imperfecciones entender que podemos igual disfrutar de las relaciones y de lo que somos (aunque obviamente siempre podemos y debemos intentar mejorar)
 
Antiguo 01-jun-2006  

Nicole,hemos debido tener transmision de pensamiento o algo asi...
ayer mismo,reflexionaba sobre esto.
Habria que acostumbrarse a decise algo como:
"hice lo que pude"y no darle mas vueltas.
 
Antiguo 02-jun-2006  

bravo ya tengo avatar aunque soy mas blanca que la monita .... igual y estoy bonita como ella
 
Antiguo 07-jun-2006  

El libro de Willian Dyer "Tus zonas erroneas", en el cual hay bastantes tics por subrayar, habla sobre el perfeccionismo como una conducta inmovilizadora. Ya que al querer tener aprobación con tu entorno, hay que creer que hay hacer todo lo mejor posible y no hacerlo, reprimiendo lo que podría ser una satifacción o un acto placentero con solo hacerlo.

A mi me pasó con la guitarra, la he dejado casi 9 meses, en una epoca de mi vida porque no hacia las cosas que mi exigente profesor quería.

Deje a ese profesor, la tuve olvidada, y ahora estoy con otro que hace que me de gusto tocar, con mis limitaciones pero con muchisimo placer.

Percho
 
Antiguo 08-jun-2006  

Ceci:me alegro que te haya ido bien el texto.

Victorache:no somos perfectos, tendremos que aprender a hacer las cosas sin autoexigirnos tanto.

Lariem:encantada de verte por aquí, tienes razón, somos muy exigentes con nosotros mismos...tendremos que cambiar eso...

myrna:felicidades por tu avatar, es bonito ejej

percho:he leído ese libro, y es muy bueno y directo; sigue tocando tu guitarra y sintiéndo ese placer que sientes con la música, es lo mejor para nosotros,hacer lo que realmente nos gusta y no desanimarnos porque algún profesor nos diga que no somos buenos o lo que sea...

Un gusto leeros a todos. Besitos
 
Antiguo 17-jun-2006  

Estoy pensando en lo que ha puesto Victor y en lo que ha dicho Percho... Y esto me da pie a mí, la más densa de todas, para contarles un par de cositas que estaba a punto de pasar por alto, porque me pareció que no les podía aportar nada a ustedes (aunque tal vez me equivoque).

A mí la autoexigencia -la AUTOFLAGELACIÓN, mejor dicho- me ha paralizado la existencia durante muchos años. Es largo de contar y muy penoso, pero cuando lo cuento lo hago consciente de que podría "no haber contado el cuento". Estuve en ese riesgo muchas veces en más de diez años (de HORROR TOTAL, de terrores en aumento, de soledad absoluta, de no saber qué me pasaba, de angustias, de desesperación, de ansiedades extremas, de ataques de pánico, de bajones profundísimos y larguísimos, de psicólogos que no, de psiquiatras que no, de pastillas que no, de encierro en casa, de actividades que ya no, del trabajo que no, de la música que no). Y ESTOY ACÁ Y ME SIENTO TESTIMONIO VIVIENTE DE QUE SE PUEDE. Y no es el poder de bancar sin fondo, sin límite; sino el poder de la fortaleza, del agarre a la vida. Y desde ahí, desde algún "clic" en el alma... empezar a VER, a resolver.
Pero aún me falta mucho...

Vivo perseguida, soy una tirana y una esclava de mí misma (eso venía pensando anoche, y ahora lo puedo pensar porque estoy empezando a salir de todo eso, porque estoy empezando a aprender ý aprender y aprender, día a día). "Vivo" así todo el día, todos los días, con la menor cosa y con la más grande. Y estoy decidida a cambiarlo, porque con este nivel de estrés imposible de bancar (sostener), con toda esta carga que es mucho más grande que yo, tan pequeñita, no llego a los cuarenta. Hasta ahora el cuerpo bancó, pero no va a ser así siempre.
Y tengo que cambiarlo porque esto es un impedimento permanente, me paraliza. Porque no es autoexigencia sino descalificación. Y si yo soy una porquería que hace todo mal... ¿cómo voy a hacer algo bien?
Es el "estrés del desempeño" (así lo denominé anoche).

Y me puedo dar cuenta de esto, de este vivir angustiada, hecha un manojo de nervios a cada instante..., de esto que parece "natural" en mí (porque vaya una a saber desde cuándo), tal vez, porque estoy un poco mejor: puedo observarme objetivamente. Y cuando lo hago no puedo creer que Cecilia pueda estar (ESTAR, simplemente), cuando va acumulando tensiones, de instante en instante, todo el día, todo los días. Cada minuto es una tortura, cada cosa tiene su carga de nerviosismo y autoexigencia atroz, desde el menor al mayor detalle. Y todo acompañado de descalificación (aunque ahora soy un poquito más amiga de mí misma). No sé cómo "ella" tiene la fortaleza que le permite no caer al piso de un "patatús". Pero cuesta levantarse. Y claro..., si cada ítem anotado en la agenda se me viene encima con todos sus monstruos, con toda su exigencia. Cuesta todavía fluir y hacer. Cuesta ser, aunque ya voy naciendo un poquito.

Y es que mi patatús (la muerte en vida) ha sido la parálisis -y todos sus odiosos amigos derivados- durante años. Las personas a las que le cuento todo aquello se asombran de que esté viva (o lúcida). Y yo también. Porque no han sido meses, sino años. Tal vez el "zafe" se deba a mi amor por la vida, aunque en todos esos años yo no lo sintiese así; tal vez se deba a mi "lucidez horrorosa", como me dijo mi propio psicólogo una vez (no, no estuvo muy feliz).
Y la parálisis tiene sus causas. Y después de tanto tiempo y de tantos problemas y angustias e impedimentos... ya no se sabe cuál es la punta del ovillo. Todo se inter-relaciona.

Y la "cosa" más grande en mi vida... era -y sigue siendo- la música. Y se cayó (me callé), como todo lo demás fue cayendo. Y quedé completamente anulada. Colgué la guitarra durante años; un rollo sin salida, cuando la música era mi proyecto de vida. Y ahora tengo 31.

Mi madre tuvo un problema de salud y la internaron unos días. Está mejor. Y este descanso de ese estrés me permite reflexionar. Ella se calienta (se enoja) por cualquier minucia. Trasladó la oficina al sanatorio y pude ver la adrenalina que desborda en su trabajo (y fuera del trabajo) por cosas que no tienen importancia.
Yo la imito y la supero, porque a mí esto -entre otro par de cosas- me aplastó. Y anoche me preguntaba: ¿por qué la imito? Y no tuve respuesta, lo cual es una gran respuesta. Tengo 31 años: ¿por qué la imito? Ya no hace falta tener al lado (encima, mejor dicho) a Hitler, sino que me tengo a mí misma para darme todos los palos que se me ocurra.
Pareciera que en mi cabeza se arma una relación directa: "sólo se hacen bien las cosas si se hacen con angustia, con un nerviosismo atroz, con dolor, con pelarse el alma, con pelarse el cuerpo, con darse con un caño para lograr ser alguna otra y hacer con alguna otra que no sea... ésta que yo soy". Porque yo SOY ERRADA Y HAGO LAS COSAS MAL NATURALMENTE (algo por el estilo). Y tal vez se puede hacer bien estando en uno, sin el látigo y sin comprometer lo afectivo, la sanidad de cuerpo y alma. Se lo digo a mi madre en una carta que le estoy escribiendo, y me lo digo a mí misma (primeramente).

Bueh..., es para hablar horas. Lo cierto es que debo modificar esto, salir de esta tiranía y de esta esclavitud que me impiden ser y hacer.
Resulta que me he comprado un "nervocalm"; que viene a ser una especie de relajante natural, una mezcla de hierbas en pastillita. Pero yo no sé si es el nervocalm o que estoy comprendiendo alguna cosa..., lo cierto es que antes de ayer -y también hoy- hice muchas cosas en la calle, y -oh sorpresa- ¡LAS HICE EN CALMA! y hasta segura de mí misma. Increíble. ¡Esto debe ser la normalidad!, me digo entusiasmada. Algo así debe ser el estado de todas estas personas que pueden ser y hacer. Oh descubrimiento.

Insisto en esto: no es que no podamos estar con / entre otras personas. Es, antes que nada, que no podemos estar con nosotros mismos, EN nosotros mismos.

Perdón por tanto paréntesis; mi escritura es espantosa e ininteligible. ¡Pero me lo digo en serio!, ves? Ya está la densa instantánea. (¡más de lo mismo!) Lo jodido es deshacer los automáticos, no? ¿Tengo alguna falta de hortografía, che?
 
Antiguo 17-jun-2006  

Hola Ceci. Leí detenidamente lo que escribiste. Para empezar te digo que entendí todo. Si tu lo entiendes y yo lo entiendo significa que nos entendemos, así que lo de la escritura ininteligible será para algún chino que pasó por la web.

Hay muchas cosas que dices que tendría que irme al detalle, que a vuelo de pájaro sugieres pero que no logro captar bien. Lo que si logré captar muy pero muy bien es que parte de tu problema viene de la relación con tu madre. Eso lo dejastes como dicen de anteojito. ¿Vives con ella? ¿No has pensado en una separación física y más allá? Porque incluso llegaste a decir que por el hecho de haberse internado "te hizo descansar de ese estrés". Híjole pues fúgate sin pensarlo mucho. Que cuando regrese y vea tu habitación con las paredes peladas diga ¿y que pasó aquí? ¿Donde está Ceci? Hasta la guitarra te la llevas (a lo mejor hasta te vuelve la inspiración y todo).

Aunque supongo que al decir que te cuesta estar contigo misma en algún nivel le tienes miedo a la soledad ¿no?. Pero también observo que reconoces que, aunque sea lento pero seguro, disfrutas de momentos más relajados. Espero que ese clic que buscas lo encuentres pronto. Tu comentas que eso es para hablar horas, pero más bien yo diría que eso también es un desgaste. A veces lo básico se capta en un instante pero el pensamiento sobre lo mismo es un mecanismo de defensa para no pasar a la acción o para no pasar del mundo de lo mental al emocional, que es donde está el problema. Perdona la indiscreción, pero ¿estás en tratamiento? (aquí esas cosas se pueden preguntar aunque por supuesto no se tienen por qué responder).

Por cierto, me hizo gracia lo del nervocalm porque recuerdo haberlo leido en una que otra tira de Mafalda, por lo que ese remedio es entonces más viejo que Matusalem ya que esas tiras son de los ´60s (recuerda que a mi me gusta todo lo viejo).

Y aprovecho y te mando un saludo Nicole. Gracias por lo que me escribiste. En realidad ya no me autoexigo tanto, pero sí trato de exigirme la máximo "permitido". Quizás es cierta dosis de impaciencia y soberbia lo que me tiene a monte ahora.
 
Antiguo 17-jun-2006  

"Pero en el perfeccionista, hayamos a veces inseguridad, miedo y escasa autovaloración, cree que hará que le quieran y vive con miedo hacia todo aquello que podría salirse del rígido guión de la perfección. Vive angustiado, en tensión, temeroso a equivocarse. Esto consume una enorme energía psíquica y emocional, que podría dedicar a las experiencias amorosas, de amistad, de crecimiento espiritual…"

Perooo... la perfeccion??? que es la perfeccion??? que es realmente perfecto???? creo que eso es algo que variara segun la opinion de cada persona,lo que para mi opinion seria la perfeccion x ejemplo en mi aspecto fisico (forma d vestir etc...) tal vez para otra persona no lo sea, x eso creo que el "perfeccionismo" es algo que varia segun cada persona y x eso nos debe servir para nuestro crecimiento personal para ayudarnos a sentirnos bien con nosotros mismos y no para agradar a los demas!
Esta claro que hablo d un "perfeccionismo sano" ya que nunk es bueno obsesionarse y menos cn algo asi ya q x otro lado nos puede crear frustracion....
espero que entendais mi punto d vista, es mi opinion pero n se si me e explicado bien
 
Respuesta
Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada




La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 17:54.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2021, Jelsoft Enterprises Ltd.
Powered by vBadvanced CMPS v3.1.0