FobiaSocial.net  
     

Inicio Hilos de Hoy Registrarse Buscar
 
Retroceder   FobiaSocial.net > Foros sobre Ansiedad Social > Fobia Social General
Respuesta
 
Antiguo 20-nov-2004  

El Lobo Estepario es un excelente libro. Yo lo leí cuando era muy joven. Recuerdo cuanta afinidad sentí con el personaje, pero el final del libro es lejos lo mejor. Creo que en realidad este libro puede ayudar a muchos.
Con todo lo que han hablado me han dado ganas de leer el libro otra vez. A ver si lo compro.
 
Antiguo 20-nov-2004  

Dransiedad, yo soy otro lobo estepario, pero de estepa castellana. Podriamos formar una manada.

Yo tambien lei el libro y me da la impresion de que las cosas no han cambiado mucho de un siglo para otro. La burguesia sigue estando donde esta aunque los bohemios ya no se estilan tanto, pero los hay.

Lo divertido de todo esto es que se puede ser un solitario empedernido, un artista extravagante y alucinado pero hay que triunfar. Si triunfas seras un genio y un tio cojonudo. Si has fracasado, eres un mendigo y un repulsivo desahuciado.

P.D.: ahora que me acuerdo de cuando lei el libro, creo que hasta el lobo estepario liga, con lo cual soy yo mas lobo que el. Efectivamente, aqui está. Qué tio...

Empujado por la
multitud de un lado a otro por el salón, fui apretado contra una mesa cerca del
mostrador; en el diván junto a la pared estaba sentada una bonita muchacha pálida, con
un ligero vestidito de baile, con gran escote, en el cabello una flor marchita. La
muchacha me miró con atención y amablemente cuando me vio llegar; sonriendo, se
hizo un poco a un lado y me dejó sitio.
-¿Me permite? -pregunté, y me senté junto a ella.

-Naturalmente que te permito -dijo-. ¿Quién eres tú que no te conozco?
-Gracias -dije-; me es imposible ir a casa; no puedo, no puedo, quiero quedarme
aquí, a su lado, si es usted tan amable. No, no puedo volver a casa.
Hizo un ademán como si me comprendiera, y al bajar la cabeza, observé su bucle que
le caía de la frente hasta junto al oído, y vi que la flor marchita era una camelia. Del otro lado tronaba la música, delante del mostrador las camareras gritaban con precipitación
sus pedidos.
-Quédate aquí -me dijo con una voz que me hizo bien-. ¿Por qué es por lo que no
puedes volver a tu casa?
-No puedo. En casa me espera algo... No, no puedo; es demasiado terrible.
-Entonces déjalo estar y quédate aquí. Ven, límpiate primero las gafas, no es posible
que veas nada. Así, dame tu pañuelo. ¿Qué vamos a beber? ¿Borgoña?

Yo solo llego hasta donde termina la letra negrita. Si es que se nota que se lo ponen a huevo... Eso no es real.
 
Respuesta
Herramientas Buscar en Tema
Buscar en Tema:

Búsqueda Avanzada




La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 14:02.
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2021, Jelsoft Enterprises Ltd.
Powered by vBadvanced CMPS v3.1.0